La reconstrucción de accidentes laborales es una técnica de investigación y labor fundamental con la que se pretende recabar toda la información que sea necesaria para beneficiar al afectado que resulta herido a la hora de dirimir responsabilidades tras un accidente laboral e imprescindible para que se produzca, de cara a la justicia o de la empresa aseguradora, una correcta interpretación de los hechos.

Son muchos los accidentes laborales que se producen a diario y es vital llegar a conocer cómo y por qué se producen.

Es por ello que en Rewing contamos con un departamento dedicado a la Investigación y Reconstrucción de Accidentes Laborales.

Con la reconstrucción de accidentes laborales, lo que pretendemos es conocer las causas por las que se han producido dicho accidente, quiénes han sido los responsables del mismo y comprender el contexto en el que se ha desarrollado el incidente y, por supuesto, qué consecuencias han derivado del mismo.

En Rewing, realizamos un trabajo de campo, durante el cual recabamos todo tipo de información necesaria para la posterior reconstrucción del accidente laboral.

Toda esta información recabada servirá para elaborar una serie de conclusiones con las que elaboramos nuestro informe técnico.

Tipos de accidentes laborales

Debido al uso de maquinarias pesadas y peligrosas, los sectores de la construcción, la industria y la agricultura son los que registran un mayor número de accidentes laborales graves.

En estos sectores los accidentes laborales más comunes y graves son:

  • Atrapamientos que producen aplastamientos y amputaciones provocados por el uso de la maquinaria.

  • Caídas desde una altura elevada.

  • Otras lesiones, en general, más leves como golpes, cortes y heridas provocadas por el material y las herramientas. 

Y en el caso del sector servicios, también se producen accidentes laborales, los más frecuentes son los siguientes:

  • Caídas (resbalones) al suelo.

  • Caídas desde escaleras, que pueden provocar desde lesiones leves a lesiones muy graves.

  • Cortes y heridas debido al material que se utiliiza.

  • Golpes a causa de elementos pertenecientes al mobiliario de la oficina.

  • Contacto con la instalación eléctrica.

Hay lesiones comunes en todos los sectores, que pueden ser causadas por sobreesfuerzos, como las lesiones musculares y, también son considerados como accidentes laborales el estrés y la ansiedad, ya que éstos pueden desencadenar en enfermedades físicas como problemas la alteración de la concentración/capacidad intelectual, problemas cardiovasculares, digestivos, cutáneos…

Por otro lado, están los de accidentes in itinere, que es un accidente laboral que puede ocurrir durante el desplazamiento del trabajador desde su domicilio hasta su lugar de trabajo, y viceversa.

Estudios de reconstrucción de accidentes.

Contamos con un equipo formado por ingenieros especializados en reconstrucción de accidentes preparados para la defensa de cada informe en su juicio.

Cuéntanos tu caso